Multas de transito en santa fe

Ley que reduce el monto de las multas en Santa Fe ya es un hecho

La Cámara de Senadores provincial le dio sanción definitiva al proyecto de ley que reduce a la mitad el monto de las multas de tránsito en la provincia de Santa Fe y estableció una nueva escala de sanciones para las infracciones por exceso de velocidad, limitando la cantidad de unidades fiscales (U.F.) con las que se puede sancionar al infractor.

El Código de Faltas de Tránsito de la provincia de Santa Fe establece que las infracciones se penan con entre 300 y mil unidades fiscales y que el monto de cada una es el equivalente al litro de nafta más barato. Desde ahora, la U.F. pasará a costar medio litro de nafta y hay un escalonamiento para las infracciones con un tope máximo de 300 unidades fiscales.

«Estamos de acuerdo con que el control a través de los radares y las multas es una forma de dar seguridad, de disuadir al infractor y que cuando vamos a exceso de velocidad y nos hacen una multa tenemos que pagarla. No estamos de acuerdo en el monto de estas multas porque se calculan en función de unidades que son equivalentes al precio de un litro de nafta», sostuvo el autor de la propuesta de ley, Lisandro Enrico (General López- UCR Sur- FPCyS).

Durante la sesión el senador provincial se refirió a las críticas que realizaron algunas asociaciones civiles dedicadas a la prevención de siniestros viales. Y argumentó: «El fin de una sanción es prevenir, disuadir el exceso de velocidad. No puede ser sea una herramienta de recaudación o tener valores confiscatorios. Que una persona tenga cuatro infracciones y tenga que pagar 50 mil pesos me parece un abuso del Estado».

Enrico explicó que hace dos años la multa mínima era de 3.700 pesos y que hoy está cerca de los 17 mil pesos. «En casi dos años aumentó exponencialmente», dijo, y agregó que con esta nueva ley «lo que establecemos es una reducción de las multas al 50 por ciento y una limitación a la cantidad de unidades fiscales a cobrar».

Gradualidad en las multas

La ley establece una gradualidad donde la primera infracción se penaliza con hasta 150 unidades fiscales para quien exceda el límite de velocidad en hasta 10 kilómetros por hora; hasta 220 unidades fiscales para quien se excede entre 11 y 20 kilómetros por hora, y para quienes el radar capte un exceso de 21 kilómetros por hora o más la sanción puede llegar hasta las 300 unidades fiscales.

Retroactividad

Las modificaciones implican que estas reducciones en los costos van a correr tanto para las multas que se labren de aquí en adelante, como para las que fueron hechas en años anteriores y aún no se pagaron. Enrico destacó que «algo muy importante que se establece en la ley es que en la venta del vehículo en el registro de la propiedad del automotor cuando uno tiene una multa la infracción siempre es personal y no al vehículo. Como el Estado no sabe quién maneja, saca una fotografía y sospecha o deduce que es el dueño del vehículo el que cometió la infracción. Por eso cuando se va a vender el vehículo se advierten las infracciones. Ahora establecimos que no se puede impedir, ni afectar ni turbar la transferencia de un vehículo cuyo conductor o titular hubiera cometido una infracción».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *